Arrancar de raíz la violencia de género

Arrancar de raíz la violencia de género

El 25 de noviembre se conmemora el día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y es alarmante saber que este año ascienden a 72 el número de mujeres que han muerto a mano de sus parejas o ex-parejas.

Desde mi experiencia, como mujer y víctima de una situación violenta, sé lo difícil que es enfrentar las consecuencias psicológicas y traumas que trae consigo la violencia de las que muchas dominicanas son víctimas diariamente. Es también una realidad que por ser mujer es aún más complicado superar estas pruebas ya que vivimos en una sociedad patriarcal donde muchos consideran el género femenino débil e inferior.

Crear un ambiente igualitario para la participación de la mujer a través de la inclusión social es una de las maneras más efectivas de enfrentar los diferentes casos de violencia que sufren más del 70% de las mujeres durante su vida. Brindando a nuestras mujeres oportunidades de superación, atacamos el círculo vicioso pobreza-violencia que afecta a las miles de dominicanas víctimas de agresiones por la dependencia económica que sienten de sus parejas.

Otro elemento importante es la educación; es necesario educar a las mujeres sobre su valor y fortaleza otorgándoles así la capacidad de dejar atrás escenarios de violencia donde peligre su integridad no solo física, sino también emocional.

Puedo dar testimonio de que es posible resurgir de las situaciones traumáticas cuando sabes el valor que tienes y te empoderas para adquirir y proyectar la capacidad que como mujer tienes para enfrentarte a la vida sin que nadie pueda interferir en tu bienestar. Nuevas oportunidades siempre nos esperan del otro lado, sólo debemos tomar el impulso para cruzar esa línea que nos mantiene cabizbajos.

De igual manera necesitamos promover la inclusión en los hombres. Hasta el momento hemos visto como única solución del problema  las medidas penales que sirven de castigo para los agresores, pero debemos reestructurar la sociedad dominicana eliminando el machismo como parte del concepto de masculinidad y así desmontar la cultura que promueve el sometimiento de la mujer por el hombre.

La violencia contra la mujer es una problemática grave que viola los derechos humanos. Que sea este día un recordatorio para que conjuguemos la prevención a través de la educación con información asequible y que sancionemos a tiempo a los agresores de género. Así mismo, es importante seguir creando vías de atención y seguimiento para las mujeres que ya sufren de algún tipo de maltrato.  Es hora de construir una República Dominicana donde podamos arrancar de raíz la violencia como parte de la cotidianidad social ¡Hagámoslo juntos, movamos la inclusión!

La Fundación Francina promueve la inclusión, el acceso y mejoría de las condiciones para todas las personas, sin distinción de su situación física, económica o social.

Fundación Francina

VIEW ALL POSTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INSCRÍBASE AL BOLETÍN

Manténgase informado de nuestras actividades